Obtener un mayor rendimiento de los cultivos mediante la fertirrigación

  • itcnal3
  • No hay comentarios
itc-mejora-rendimiento-de-los-cultivos

La fertirrigación permite a los agrónomos suministrar nutrientes a los cultivos en la cantidad adecuada y en el momento adecuado, siendo así el método de fertilización más eficiente ya que, además, lleva los nutrientes directamente a la raíz de la planta. De esta manera, cuando fertirrigamos, promovemos el crecimiento de dichas raíces.

La fertirrigación en el cultivo extensivo

La fertirrigación se encuentra muy presente en los cultivos extensivos ya que ayuda a conseguir una gran producción de forma responsable con el medio ambiente y sin tener que recurrir a grandes recursos.

El riego en la agricultura extensiva difiere de la intensiva en un menor uso de sustancias como fertilizantes, fungicidas o pesticidas. Esto hace que el cuidado y mantenimiento de los cultivos extensivos sea más sostenible y respetuoso con el medio ambiente al tener un menor impacto en el entorno.

En el caso de la agricultura extensiva la fertirrigación proporciona un amplio número de ventajas:

  • A través de la fertirrigación se consigue una aportación de nutrientes adecuada en terrenos de grandes extensiones.
  • Gracias a la correcta dosificación, los fertilizantes llegan a todo el cultivo a través del agua de riego. De esta forma se evita la necesidad de tener que adentrarse y pisar el campo para abonarlo.
  • Para seguir reduciendo el impacto de la agricultura extensiva en el entorno se logra un uso preciso del abono y otras soluciones químicas, lo que evita un malgasto de estos productos.

Beneficios de fertirrigar

En concreto, las ventajas más destacadas de la fertirrigación son las siguientes:

  • Mejora en el proceso de aplicación de fertilizantes: mediante la fertirrigación se establecen distintos planes de fertilización en función del estado fenológico de la planta.
  • Utiliza solo la cantidad necesaria de agua y fertilizantes: los nutrientes y el agua se dirigen a la zona radicular por lo que quedan perfectamente localizados en la zona de absorción de las raíces.
  • Disminución de costes: se produce una optimización del agua y los fertilizantes por lo que disminuyen los costes.
  • Mínimo impacto medioambiental: se minimiza la contaminación del suelo y del agua subterránea por lo que se respeta el medioambiente.
  • Aumento de la producción y calidad del cultivo: mediante una inyección precisa, el fertilizante se reparte a lo largo de todo el riego por lo que las raíces tienen que hacer menos esfuerzo en alcanzar los elementos nutritivos aprovechando esa energía en producir.
  • Automatización y control: permite un mayor control sobre el cultivo mediante una gestión automatizada del agua y del fertilizante.

Aplicar nutrientes de forma precisa con la fertirrigación

Una de las mayores ventajas de la fertirrigación es la forma líquida de distribución de nutrientes ya que las plantas pueden absorberlos inmediatamente después de la administración por lo que mejora su disponibilidad y eficiencia.

Como hemos mencionado anteriormente, la fertirrigación permite un suministro óptimo de nutrientes a la zona de las raíces con pérdidas mínimas. Además, muchos de los sistemas de fertirrigación están equipados con sensores para poder medir los niveles de pH y conductividad eléctrica, siendo más fácil determinar las dosis de fertilizantes necesarias.

ITC, líderes en fertirrigación

ITC desarrolla bombas dosificadoras que permiten una mejor gestión del riego y abonado en los sistemas de cultivo ya que se reducen los volúmenes de fertilizantes manejados, se obtiene una mayor precisión volumétrica en la dosificación, y estabilidad y rapidez en la obtención de lecturas EC y pH.

Las bombas dosificadoras de ITC cuentan con una serie de ventajas, las más destacadas son las siguientes:

  • Mayor aprovechamiento de la energía y los fertilizantes.
  • Aumento de la productividad de los cultivos.
  • Inyección de todo tipo de productos líquidos, independientemente de la concentración, densidad, viscosidad, abrasivos, corrosivos etc.
  • Dosificación homogénea del abono.
  • Caudal constante en cualquier circunstancia.
  • Facilidad de uso e instalación.
  • Ahorro de espacio en comparación con los sistemas tradicionales.
  • Mantenimiento económico y servicio técnico cercano.

¡Conoce el sistema de fertirrigación más adecuado para ti con ITC! CONTACTA